Thursday, July 13, 2006

Pez dorado



Nunca he tenido peces, de hecho creo que si tuviera uno moriría de inanición... no hacen ruido, así que olvidaría que tengo uno... de todas maneras las formas que presentan siempre me han parecido atractivas, sutiles, detalladas... Esta es la segunda versión de un pez dorado. La primera pintura era un acrílico que hice como ejercicio de color, el pez dorado era rojo y flotaba fuera de su pecera, aquel tiene una mayor sensibilidad que este, lo confiezo... Esta segunda versión la hice cuando terminé la carrera de diseño... por eso la composición está mas ordenada, quiza hasta rígida... pero creo que lo que vale la pena es el pez en sí mismo el motivo único... hasta ahora toda mi obra se compone de motivos únicos. Se lo atribuyo a que no sé chiflar y tragar pinole al mismo tiempo, tengo que concentrar (como caldo de pollo) mi atención en un solo objeto a la vez... y creo que en muchos otros aspectos me pasa lo mismo... ja!

4 comments:

canela said...

Me gusta mucho, creo que este no lo había visto...ya ves, ni sabía que era un collage, lo cual habla de que esta bien hecho, yo creo que igual y es una etapa de tu larga vida de artista, tal vez en unos años, ya no haya motivos unicos, y te vuelvas la anacentrista de la pintura!
saludos

Des.. said...

Jaaaaaa!
No lo habia pensado...
Eso del anacentrismo!

Alejandro Palizada said...

PEZ SOLUBLE

ya lo decía bretón: después, el pez-barquilla-de-globo pasa, con las manos ante los ojos, pidiendo perlas o vestidos.

.0.

crownless said...

eso del anacentrismo me suena como a... pues no se... muy feo... como a gorda agachada