Sunday, August 21, 2005

Martín


Martín era el modelo de la clase de dibujo... no sé de él más que su nombre...
Pero a veces sucede que el modelo no es precisamente una musa... sino un pretexto... una referencia, un tópico... no es necesario inventarse o vivir una historia sobre tal o cual cuerpo, todos los cuerpos de este mundo son bellos e interesantes, no importa que no tengan las proporciones perfectas, importan los efectos de la luz, las texturas, las cavidades y protuberancias, la relación que guardan todos los miembros que lo componen...
Las mismas imperfecciones son interesantes, Martín a pesar de matarse horas y horas en el gimnasio para moldear su cuerpo y lucirlo orgullosamente (porque asi lo hacía), tendría que hacer una inversión signficativa para corregir lo corto de sus extremidades y lograr la "perfección" que pretende... y que a pesar de no ser "perfecto" (estilo modelo de Calvin Klein) proyecta imágenes bellas.

1 comment:

canela said...

Y que decir de su interior fluorescente que mostraba orgulloso a la hora de posar en paños menores...jejejejejejje....jejejejejee, que gracioso era, pero adentrandome mas en el comentario pues la verdad me parece de buena proporción, coincido contigo en eso de que a todo se le puede sacar un lado bello, hasta a martín...